Berenjenas rebozadas


Ingredientes:
1 Berenjena grande
Harina
Agua
Sal
Aceite

Cortar a lonchas muy finas las berenjenas, salarlas y humedecerlas con agua, dejándolas reposar durante al menos 30 minutos. De esta forma la berenjena pierde parte del amargo. Una vez pasado este tiempo, rebozarlas con harina. En otro plato, hacer una pasta con harina y un poco de agua hasta conseguir una textura sin grumos pero algo densa. Rebozar las lonchas con la pasta y freírlas en aceite muy caliente. La berenjena absorve mucho líquido, por eso, es recomendable ponerlas en papel absorvente una vez hechas para que pierdan parte del aceite.
Esta receta está muy buena sola y también como acompañante o guarnición de todo tipo de carnes.
Es una receta al estilo de mi mamá.

2 comentarios:

maria pilar dijo...

eres la mejor,cariño
la berenjena te ha salido buenisima

Anónimo dijo...

No sabía lo del truquito del remojo. La verdad es que están fantásticas. Desde ahora, me lanzaré a hacerlas. Sara.